Ir al contenido

馃煝 RECHAZANDO LOS TOROS Y GUIRNALDAS

RECHAZANDO LOS TOROS Y GUIRNALDAS #

Es una realidad, que los textos del nuevo testamento, no han sido estudiados en general desde una perspectiva de las ra铆ces hebreas.
Producto de esta carencia, es que gran parte de las ense帽anzas que se obtienen de los mismos, no est谩n disponibles para la mayor铆a de los creyentes. Es cierto que un peque帽o grupo de estudiosos, en sus apuntes personales, lo han hecho. Pero poco de esto sale a la luz y es compartido con el resto.
Vamos a analizar聽hoy parte de un cap铆tulo del libro de los Hechos, espec铆ficamente el n煤mero 14.
Los eventos que ahora importan ocurren en Listra, ciudad de Licaonia. Esta regi贸n, un tanto alejada de las urbes m谩s importantes del imperio romano, ten铆a la caracter铆stica de conservar la mitolog铆a grecorromana y regir su vida religiosa por esas idolatr铆as. Pero un detalle interesante es la existencia de una lengua propia que no era parte de las lenguas hermanas de la koin茅 glossa. Ver谩n, en aquellos tiempos, varias eran las lenguas habladas en aquellas regiones del imperio romano. La lengua com煤n era, por supuesto el griego llamado koin茅 glossa, un poco diferente del griego cl谩sico, el cual aprendemos cuando traducimos a los grandes historiadores y fil贸sofos de la antig眉edad. Tambi茅n en los c铆rculos de poder se manejaba el lat铆n. Y en reducidos 谩mbitos algunas lenguas locales. Este es el caso de la llamada 鈥渓engua lica贸nica鈥. Para que se entienda la cuesti贸n. Hoy, en algunos pa铆ses andinos de Am茅rica, se hablan lenguas muy antiguas, vinculadas a los pueblos que han vivido en esas regiones desde hace cientos de a帽os. Tal el caso del quechua y el aymara. Pero tambi茅n en esos lugares se habla castellano, producto de la llegada de los espa帽oles a nuestras regiones. Otro ejemplo lo tenemos con la lengua guaran铆, hablada en Paraguay, sur de Brasil y parte de Argentina. En todos esos lugares la lengua que los une con el resto es el castellano. Sin embargo, regionalmente, el guaran铆 se sigue hablando.
Por ello imaginemos la siguiente situaci贸n. Que dos predicadores espa帽oles, madrile帽os por caso, dan su mensaje en la zona de Guaz煤 Cu谩 en Paraguay, y lo hacen en idioma castellano con acento madrile帽o. Los oyentes van a entender el mensaje. Pero si estos paraguayos, comienzan a hablar en guaran铆, ser谩 pr谩cticamente imposible que los predicadores entiendan lo que dicen.
Estos es lo que ocurri贸, en aquella ciudad donde Pablo y Bernab茅 llevaron la palabra.
Bajo una manifestaci贸n sobrenatural del poder de YHWH, por conducto de Pablo, un paral铆tico de nacimiento camin贸 por primera vez. El texto refiere que Pablo:
14: 10 鈥渄ijo a gran voz: Lev谩ntate derecho sobre tus pies. Y 茅l salt贸, y anduvo.鈥
Frente a lo cual ocurri贸 lo siguiente con los presentes:
14: 11 鈥淓ntonces la gente, visto lo que Pablo hab铆a hecho, alz贸 la voz, diciendo en lengua lica贸nica: Dioses bajo la semejanza de hombres han descendido a nosotros.鈥
La cuesti贸n es que ni Pablo ni Bernab茅, hablaban esa lengua y no entendieron al principio, lo que estas personas dec铆an. Consecuencia de este error pagano es que:
14: 12 鈥淵 a Bernab茅 llamaban j煤piter, y a Pablo, mercurio, porque este era 聽el que llevaba la palabra.鈥
Era muy com煤n en la antig眉edad, que las personas pensasen que los dioses, asumiesen formas humanas para confundirse entre las personas. En el libro La Odisea escrito por Homero, vemos a la diosa palas atenea tomar forma de hombre y mezclarse con Tel茅maco, el hijo de Ulises.
驴Por qu茅 confunden a nuestros hermanos con esos dioses?
En el caso de Bernab茅 le dicen j煤piter porque era m谩s alto que Pablo y seguramente de facciones m谩s apuestas o postura similar a esa deidad pagana.
En el caso de Pablo lo confunden con mercurio, por ser el dios que ten铆a el don de la elocuencia. Y es Pablo precisamente quien tom贸 la palabra.
Pero debemos entender que, para estas personas, lo que hab铆a acontecido, si bien era una posibilidad dentro de su idolatr铆a, no fue algo sencillo de digerir. Dentro del paganismo id贸latra la llegada de dioses no era algo menor. Por lo cual, si no se hac铆an los sacrificios y honores respectivos, el resultado pod铆a ser catastr贸fico para la ciudad y sus habitantes. El resultado que pod铆a esperarse, de esta confusi贸n idol谩trica lleg贸 al siguiente extremo:
14: 13 鈥淵 el sacerdote de j煤piter, cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quer铆a ofrecer sacrificios.鈥
En el paganismo griego, al sacrificar toros a los dioses, se adornaban sus cuernos con guirnaldas hechas de lana blanca con hojas y flores. En los relatos de Homero (La Il铆ada y la Odisea), las guirnaldas en ocasiones tienen l谩minas de oro.
Finalmente el conocimiento de lo que estaba pasando, llega a los ap贸stoles, cuya respuesta vemos en el siguiente vers铆culo:
14: 14-15 鈥淐uando lo oyeron los ap贸stoles Bernab茅 y Pablo, rasgaron sus ropas, y se lanzaron entre la multitud, dando voces y diciendo: Varones, 驴por qu茅 hac茅is esto? Nosotros tambi茅n somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirt谩is al Elohim vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay.鈥
El acto de rasgar las ropas, indica por supuesto el rechazo de los hermanos, ante la demostraci贸n pagana.
En esto me hago una pregunta 驴Cu谩ntos de los monigotes actuales de internet rasgas sus vestiduras cuando las personas los endiosan? Me refiero a esos personajes, tan afectos a la adoraci贸n y reconocimiento del p煤blico, que comercian el evangelio a cambio de piezas de plata.
Debemos constantemente, tener la pr谩ctica mental, de rasgar nuestro interior en el momento en que dejamos de dar la gloria al Elohim Alt铆simo y la tomamos para nosotros.
Es interesante lo que Pablo les dice, donde ha sido traducido somos hombres semejantes a vosotros, en griego les dice que ellos tienen 鈥溼絹渭慰喂慰蟺伪胃萎蟼鈥 (jomoiopaz茅s) afecciones similares a ellos. O sea les ocurren afecciones interiores, tristezas, miedos, incluso enfermedades, iguales que a ellos. Y tienen que comer igual que ellos.
Y esto nos lleva a tener los ojos abiertos a una 鈥渆nfermedad鈥 entre l铆deres religiosos: tratar de que la gente los vea como seres superiores. Incluso haci茅ndose los humildes. Hay pastores y l铆deres, que pretenden dar una imagen de humildad e igualdad con los hermanos que les toca pastorear, pero en su interior se sienten m谩s cercanos a YHWH.
Lo que estas personas hacen, es t铆pico de la adoraci贸n grecorromana. Esas vanidades son cosas sin fundamento ni prop贸sito. Es interesante, que la palabra hebrea que se usa para referirse a vanidad, tambi茅n significa vapor. O sea algo que desaparece sin dejar rastro.
Hasta aqu铆 lo escrito, es un racconto de lo que en los vers铆culos podemos ver. Podr铆a agregar cuestiones hist贸ricas o geogr谩ficas, pero creo que el punto en cuanto al sentido peshat, literal de las escrituras, se encuentra cumplido.
Deseo ahora, que nos movamos en el sentido aleg贸rico de las mismas. En el nivel remez.
Existen muchos s铆mbolos contenidos en el texto, debemos aguzar la vista y asimilar lo que de ellos podemos recibir.
驴Qu茅 hizo el sacerdote pagano, seg煤n vemos en Hechos 14: 13?
鈥渢rajo toros y guirnaldas delante de las puertas鈥
En muchas ocasiones, las puertas constituyen un s铆mbolo del portal de ingreso a nuestro entendimiento, a nuestras almas, a nuestros corazones como se dir铆a en la antig眉edad.
Pensemos que los toros, las guirnaldas, el oro, fueron colocados frente a las puertas. Pero ello no ingresa, si no hay un permiso de parte nuestra.
Por esto, debemos analizar si a煤n tenemos vanidades en nuestro interior. Si tenemos guirnaldas de oro y toros frente a nuestras puertas, es momento de rechazarlo, de forma tal que nuestras puertas est茅n libres para Yesh煤a. Pensemos inclusive, en las personas que a煤n no se han consagrado a Yesh煤a. 脡l dice 鈥測o estoy a la puerta y llamo鈥, si la puerta est谩 bloqueada por toros con guirnaldas de oro, 脡l no puede ingresar.
Muchas personas, teniendo la posibilidad de abrir las puertas para el ingreso de Yesh煤a en sus vidas, entorpecen el paso con sus toros y guirnaldas.
Pero hay algo m谩s que en esto no debemos olvidar. Y es lo que espiritualmente se esconde detr谩s. La cuesti贸n de las huestes de las tinieblas, del mal presente en la idolatr铆a y lo que ella acompa帽a. Quien adora 铆dolo, adora demonio. No es muy complicado recordar el siguiente pasaje del Salmo 22:12
鈥淢e han rodeado muchos toros; Fuertes toros de Bas谩n me han cercado.鈥
Espiritualmente, el texto del salmo 22 se vincula con lo que vivi贸 Nuestro Se帽or en la cruz, cuando las huestes demon铆acas lo rodearon, en la vana pretensi贸n de que iban a vencer.
Recordemos que los toros con sus guirnaldas van a pretender cerrar las puertas al ingreso del Mes铆as en los corazones.
Si entendemos que algo as铆 est谩 aconteciendo con nuestras vidas, la soluci贸n est谩 a la mano,
14: 14 鈥渞asgaron sus ropas鈥
La 煤nica respuesta posible es rasgar nuestro interior, romper la coraza del entendimiento. Abrir la conciencia para que no termine cauterizada. Arrepentirnos frente al Creador y volver a caminar, en la firmeza y convicci贸n de que 脡l es Fiel para sanar completamente nuestras vidas. Caminando libres al encuentro del Se帽or.
*RICARDO*

Se permite la reproducci贸n total o parcial mencionando al autor. Todos los derechos reservados.

Powered by BetterDocs