Ir al contenido

馃數 Lo tengo por basura

Esta frase del ap贸stol Pablo, esgrimida con la dureza necesaria, no es solamente una expresi贸n de lo que ese gran siervo de YHWH sent铆a. Sino que debe transformarse en un escudo que, en nuestro interior, nos sirva para resistir los embates de las falsas doctrinas.
Profundicemos un poco en lo que dijo y el porqu茅 de esas palabras.
Filipenses 3:8
鈥淵 ciertamente, aun estimo todas las cosas como p茅rdida por la excelencia del conocimiento de Yesh煤a Mes铆as, mi Se帽or, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Yesh煤a鈥
Una cuesti贸n interesante con respecto a los t茅rminos empleados por Pablo, tiene que ver con el original de lo que se ha traducido como 鈥渂asura鈥. Se trata de la palabra griega 蟽魏峤晃参蔽晃 (sk铆bala) lo que en realidad se refiere a 鈥渆sti茅rcol鈥, como puede apreciarse, un t茅rmino m谩s fuerte que el colocado en la Reina Valera.
Esta no es una palabra com煤n, de hecho en las Escrituras aparece solamente en un vers铆culo, de un libro que la versi贸n Reina Valera usada actualmente no tiene. Me refiero al Tratado de Ben Sir谩, conocido tambi茅n como Sir谩cida o Eclesi谩stico. Uno de los libros que Lucena quit贸 de la Reina Valera en el a帽o 1862 y que el mundo protestante nunca recuper贸. Pero que s铆 exist铆a en la versi贸n original de Casiodoro de Reina del a帽o 1569. En el cap铆tulo 27 vers铆culo 4 dice:
鈥淎l agitar un tamiz quedan desechos, as铆 como la basura de un hombre en su l贸gica.鈥
Si bien como todas las frases proverbiales presenta dificultades para su interpretaci贸n, de lo que el verso nos habla es de las cosas que del pensamiento de un hombre son desechables, las que deben tirarse.
Relacionando los dos textos b铆blicos, podemos entender que el ap贸stol Pablo nos dice en Filipenses, que su mente, sus ideas m谩s firmes, las bases de sus creencias, fueron pasadas por el tamiz, por el filtro de la revelaci贸n de Yesh煤a. Y producto de ello, es que Pablo encontr贸 que la mayor铆a de lo que antes consideraba de valor, no ten铆a m谩s precio que el del esti茅rcol que se desecha.
驴Pero a qu茅 se refer铆a Pablo con esto?
Bueno, partamos de la base de entender la construcci贸n de los vers铆culos. En el desarrollo de este cap铆tulo 3, el ap贸stol ha establecido la contraposici贸n entre una cierta clase de personas y los que siguen a Yesh煤a, cont谩ndose por supuesto 茅l entre esos 煤ltimos.
驴Cu谩les ser铆an los opositores a Pablo y por extensi贸n a nosotros tambi茅n?
Los nombrados en el vers铆culo 2, los cuales describe de esta forma:
鈥淕uardaos de los perros, guardaos de los malos obreros, guardaos de los mutiladores del cuerpo.鈥
Hagamos una lista analizando de qu茅 se trata cada uno:
Perros: por cierto que la palabra no se refiere a los animales, sino al sentido aleg贸rico que se daba a ciertos siervos de los cultos de aquellos tiempos. De hecho uno de los tratados del Talmud determina que 鈥淓n los tiempos del acercamiento del Mes铆as鈥 la sabidur铆a de los escribas se pudrir谩鈥a cara de la generaci贸n ser谩 como la cara de un perro鈥. Esta terminolog铆a que escapa normalmente al pensamiento cristiano, se encuentra muy presente en la tradici贸n hebrea. Aqu铆 Pablo se est谩 refiriendo a los maestros judaizantes, a los cuales debi贸 enfrentar. 驴Por qu茅 emplea con estas personas esta terminolog铆a? La explicaci贸n la tenemos por conducto del escritor de la 2da carta de Pedro 2: 22 鈥淧ero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su v贸mito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.鈥 驴Qu茅 significa esto? Que esas personas volvieron a los rudimentos de la religiosidad farisaica que debieron dejan ante la excelencia del conocimiento del Mes铆as.
Y por cierto que en estos tiempos asistimos al espect谩culo m谩s vulgar que se puede pedir. Personas que en otro tiempo, jam谩s habr铆an atado su pensamiento a ritualismos vac铆os, hoy repiten cuanta tonter铆a es esgrimida en un idioma que desconocen. Y se dejan llevar cual perros atados en su cuello, por las correas de la antigua 鈥渟abidur铆a de los ancianos鈥.
Un detalle m谩s conviene aportar y es que en la Casa de Jud谩 se denominaba como 鈥減erro鈥 al gentil, a aquel que no pertenec铆a a ella. De la misma manera que el mundo griego denomin贸 b谩rbaros a los no griegos. La Casa de Jud谩 llamaba 鈥減erro鈥 al que no ten铆a como suyo al Elohim de Israel, ahora, como ellos han rechazado al mismo YHWH de Israel en la persona del Mes铆as Yesh煤a, Pablo les espeta en la cara lo que ellos antes dec铆an, llam谩ndolos ahora perros.
Malos obreros: 驴Qui茅nes son estos 注讜讘讚讬诐 专注讬诐 ovdim raim o dicho en griego 鈥溝勎肯呄 魏伪魏慰蠉蟼 蔚蟻纬维蟿伪蟼鈥, los malos obreros? Est谩 claro que en este lugar Pablo ha hecho un hermoso juego de palabras, haciendo alusi贸n a los que creen que mediante las obras es posible alcanzar la salvaci贸n. Una vez m谩s debemos dejar apuntado que la salvaci贸n no se logra por ninguna obra que el hombre pueda realizar. Sobre s铆 o sobre la vida de otro. La obra llamada circuncisi贸n no salva, la obra llamada guardar las santas convocaciones no salva, la obra llamada bautismo no salva. Sino solamente la Fe en aquel que entreg贸 su vida en la cruz.
Mutiladores del cuerpo: aqu铆 Pablo, en la brillante inspiraci贸n de R煤aj HaKodesh, efect煤a una contraposici贸n entre lo que contiene este vers铆culo y el siguiente. Veamos el vers铆culo 3
鈥淧orque nosotros somos la circuncisi贸n, los que en esp铆ritu servimos a YHWH y nos gloriamos en Yesh煤a el Mes铆as, no teniendo confianza en la carne.鈥
Realmente es emocionante ver c贸mo R煤aj HaKodesh genera esta contraposici贸n entre dos grupos de personas. Aquellos que solamente tienen una mutilaci贸n en el cuerpo y aquellos que, aun cuando no tienen esa marca en sus cuerpos, s铆 se encuentran circuncidados en su interior.
Me refiero a esto:
Vers. 2: 鈥溾utiladores del cuerpo鈥, lo cual en griego es 鈥溝勧酱谓 魏伪蟿伪蟿慰渭萎谓鈥 (t茅n katatom茅n)
Vers. 3: 鈥溾osotros somos la circuncisi贸n鈥︹ lo cual en griego es 鈥溼肌 蟺蔚蟻喂蟿慰渭峤碘 (j茅 peritom茅)
S茅 que en castellano no se aprecia, pero en griego el juego de palabras contiene adem谩s lo que se llama una aliteraci贸n, o sea el uso de palabras con sonidos semejantes: katatom茅-peritom茅.
La idea esbozada aqu铆 es la misma que Pablo ha desarrollado en la carta a los Romanos 2: 28-29
鈥淧ues no es jud铆o el que lo es exteriormente, ni es la circuncisi贸n la que se hace exteriormente en la carne; sino que es jud铆o el que lo es en lo interior, y la circuncisi贸n es la del coraz贸n, en esp铆ritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de YHWH.鈥
Entonces, retornando a la cuesti贸n del principio, ya que hemos determinado qui茅nes son esos opositores a Pablo y a nosotros tambi茅n, qu茅 es lo que el ap贸stol ha desechado como quien desecha el esti茅rcol. No es otra cosa que lo que su propio Maestro hab铆a determinado sin valor. Basta recordar las ocasiones en las cuales Yesh煤a se ha referido a la llamada sabidur铆a de los ancianos, cuando empleaba la frase 鈥渙铆ste que fue dicho, pero yo os digo鈥.
Por desgracia en estos tiempos muchos son los que vuelven al v贸mito. Recibiendo como man谩 del cielo los rudimentos que Nuestro Se帽or y sus siervos los ap贸stoles nos ense帽aron a desechar.
驴Es esto algo que est谩 escribiendo un incircunciso? Por supuesto que no, simplemente se puede recordar las palabras escritas hace siglos en los propios textos de aquellos que negaron a Yesh煤a:
鈥淓n tiempos del Mes铆as鈥l lugar de reuni贸n de los Sabios se convertir谩 en un lugar de promiscuidad鈥 Y la sabidur铆a de los escribas se pudrir谩, y la gente que teme al pecado ser谩 repugnada, y la verdad estar谩 ausente鈥
RICARDO

Powered by BetterDocs